Entradas

Tengo casi un año sin escribir querido blog. Has sido mi buzón de quejas, mi diario atormentado por las locuras de mi mente. Vaya, muchas locas ideas y sentimientos!
Tengo 32 años, francamente no me siento vieja, solamente cansada. Satisfecha en muchos aspectos y en otros todavía chocando con mis ideales soñadores. Por ejemplo mi empleo de maestra, de secretaria... hoy no voy a profundizar en ese tema. Pero si desahogar algo que traigo atorado hace días: mi expectativa sobre las demás personas.
Estoy en un punto de mi vida en el que ya no espero la aprobación de los demás sobre mi comportamiento. (punto y aparte mis maestras de foto).
Y también estoy en esa etapa en la que busco algo más que dinero. Si, es importante, sin duda lo necesito y demasiado! pero me harta escuchar tanta pendejada... personas que a estas alturas de mi vida vengan a presumirme amistades adineradas como si fueran la gran mierda. Amistades que se dedican a envenenar gente y que su vida se desenvuelve en el infer…
Sólo quisiera ser menos emocional y más inteligente.
No sé qué pasa por su mente, cuando me habla así.. qué pasa por su cabeza?? Es tan difícil controlarme y quedarme callada, porque no me gustan las injusticias, me da mucha impotencia. No estoy acostumbrada a que me hablen de ese modo, menos la gente en la que deposito toda mi confianza y a quien le he entregado parte de mi vida. No, no quiero ser víctima, no lo soy. No voy a hundirme esta vez, no dejaré que la tristeza me vuelva a cegar debo despertar de este letargo.
Tan sólo pido tacto, tan sólo añoro esa atención. Yo también he cambiado tanto para mal. Todo mi mundo está al revés...
Una mañana cualquiera, esto será diferente lo sé, confío. No sé si sola, acompañada... no sé, pero sé que la paz la encuentro dentro de mi misma, y cuando me sienta completamente entera, fortalecida, renovada, mi mundo se acomodará nuevamente.
Tengo un hipotálamo muy estúpido.
Hoy no me presenté a trabajar, mi cansancio físico y mental causaron estragos así que no pude levantarme. Tuve que ir a consulta médica para justificar la falta, así que me abrí con la doctora. Le dije de mis crisis, de mi ansiedad, de lo mal que la estoy pasando... me recetó fluoxetina y alprazolam. Nunca he tomado el primer medicamento, pero lo hice, me dijo que el efecto sería gradual, con los días. El alprazolam es pan comido, ha sido mi escape en otros momentos de depresión.
Efectivamente me aconsejó que buscara ayuda profesional. Mencionó la terapia de pareja. Y la verdad es que dudo que él quiera ir, pero supongo que yo debo hacerlo por mi cuenta, mi salud lo amerita.
Por otra parte, no me gustaría ser una mujer dependiente de esas drogas, pero tomaré este tratamiento porque siento que ahora si he perdido el control.
Hoy platiqué con una prima, me escuchó, nos identificamos mucho con lo que nos pasa. Reí unos minutos, me hacía falta conversar. No suelo hablar de mis problemas c…
Estoy en un momento de crisis. Nisiquiera puedo publicar lo que acaba de suceder con él. Esto que acabo de vivir no se lo deseo a nadie. Me está consumiendo este sentimiento no puedo más necesito ayuda, no sé a quién acudir. Todo está en desorden todo, mi vida, mis pensamientos.

No sé qué voy a hacer me siento fatal, fatal, quisiera acabar con todo, ya de una vez. Me destruye esto me consume sólo quiero morir nada más. Pienso en mi niño, pienso en su vida sin mi, pero sé que de algún modo las cosas avanzan. No tengo idea si alguien me lee, tal vez en realidad es mi última entrada. Aunque hay muchas cosas que arreglar, no es tan fácil tomar la decisión, tengo que dejar todo en orden, hacerlo menos pesado.
No no, no es correcto no es lo que va a suceder. Juro que es un infierno, es un infierno vivir de este modo no puedo dejar de llorar. Me falta el aire, me quiero morir, desaparecer.
Mis hormonas me traicionan. Me hubiera gustado ser hombre, más sencillo, más práctico todo.
Sólo tengo ganas de llorar. Sólo eso. Mi hijo está en una etapa de gritos y berrinches.. yo pierdo la paciencia. Pierdo las ganas de todo, no tengo motivación alguna para continuar soñando. Hablo con él y no tiene sentido, le digo lo que me pasa, lo que necesito y no siento su apoyo. Mi vida es reclamar y reclamar y reclamar... claro que ya lo harté.
Es tan difícil lo que le estoy pidiendo? es tan difícil? no quiero ser chantajista, ni manipuladora, ni inmadura. Solamente que no me hago a la idea de que vivir a esta edad, en esta situación, tenga que aceptar una vida vacía sin mimos, ni palabras de aliento, ni abrazos. Estoy llorando otra vez, porque no soporto tanta frialdad.
Tal vez exagero, tal vez. Sólo necesito un poco de su amor... qué estoy esperando?
Quiero salir de la rutina, quiero ir a lugares, caminar, etc... no le estoy pidiendo que gaste, sólo eso que me saque de esta misma casa p…
Cada día es una lucha. En todos los sentidos. Un combate contra mis pensamientos negativos que intoxican mi alma, contra la depresión asesina que me ataca desde hace tiempo, no sé cuánto... sé que ha estado presente en mi desde hace mucho.
En momentos me siento motivada, tranquila. Hoy por ejemplo, tuve la oportunidad de ver una película romántica. Obviamente me perdí algunas partes porque mi hijo es un torbellino y por lo general no me deja concentrarme en algo al menos que lo tenga hipnotizado con la tableta. El punto es que por un rato dejé de pensar en mi vida, para distraerme con historias ajenas, ficticias, de amor. Pero el gusto me dura poco. También quise escuchar desde temprano unas canciones hermosas que son para disfrutarse tranquilamente.. pero no pude. Ahí si tuve demasiada interrupción.
Oh Dios, no es que mi hijo sea un estorbo, no lo es. Sólo que siento ahogarme en mis sentimientos... necesito despejar mi mente de algún modo. Para rematar sé que le está afectando al niñ…
Se supone que este tiempo debería servirme para estar en paz, para reflexionar y estar mejor. En realidad no es así. Estoy en paz en el sentido de que ya no estamos discutiendo, se acabaron las peleas. Pero los sentimientos de tristeza y angustia permanecen. Rezo mucho, pido, imploro serenidad. Ya no le veo ni pies ni cabeza a esta relación, no quiero por enésima vez forzar lo que no hay, ya no pretendo insistir. He bajado la guardia para lo que venga, sea bueno o sea malo. Estoy dejando que todo fluya con todo el dolor de mi alma, pues esta vez siento que es el final. En el fondo deseo que no lo sea, quisiera que ocurriera un milagro, un acto de fe en él y en mi... pero ya no sé si es demasiado tarde para eso. Estamos tan desconectados y molestos uno con el otro. Es complicado. No aprendo a ser práctica.