Entradas

Mostrando entradas de julio, 2007

De juegos y otras cosas

Tienes que aprender a jugar. Aquí las reglas. Regla 1: El que se enamora pierde. Regla 2: Sensatez, ante todo. Entre lo que decimos, pensamos y hablamos. Regla 3: Cero dependencias psicológicas. Regla 4: Al diablo el qué dirán. Regla 5: Estar consciente de todas las reglas. Ahí están... tal vez hay algunas que se deban agregar, pero podemos negociarlo. ¿Quién le entra?

Benditos sentidos

Imagen
Los momentos que más disfruto son los que hacen que valga la pena la existencia. Estos son sólo algunos que se me vienen a la mente.
ESCUCHAR
El sublime sonido de unas cuerdas...La combinación perfecta entre letra y voz... Los te quiero que se expresan con franqueza...El sonido del viento... los pájaros cantar... las gotas de lluvia que rebotan en el techo de mi casa... la risa espontánea de la gente... el tic tac del reloj... los regaños de mi madre (lo juro)... los consejos que se dan sinceramente... los conciertos de la música que prefiero... las palomitas cuando se cocinan en casa... el arranque de los aviones a punto de volar... el click de mi cámara cada vez que quiero capturar un momento... el ring del teléfono en el instante preciso... las buenas noticias...
VER
Fotografías que transmitan emociones... ojos de mirada profunda, de esas que expresan en ocasiones más que las palabras... a las personas que quiero y admiro... el amanecer... el atardecer... el mar... las estrellas... l…
Imagen
"Soy un nudo de doble lazo al otro lado del
puente" Quique González
Se me están escapando las palabras... y con ellas mi equilibrio... y con mi equilibrio mis por qués. Los que construí hace tiempo, cuando me di cuenta de que era justo buscar nuevos horizontes, tripular nuevos barcos, ponerme otros sombreros, percibir sensaciones diferentes. Cruzar el puente, no ha sido fácil. Tampoco difícil. Simplemente ha sido. Y disfrutar la osadía es el mejor antídoto para los días complicados. Mis alas no se rompen; no hasta hoy. Cargo con ellas, aunque cargue también con mi saco de dudas y miedos. Quisiera decirte cuáles son. Pero no he podido; y desconozco si realmente las causas son las circunstancias que no lo permiten, o las desiciones que tomamos cada uno. Mis días cerca de ti se agotan. Y nunca sabré qué tan cerca me sentiste. Ya no lo quiero saber. Porque de cualquier manera, yo me quiero ir. Tal vez un abrazo en este instante me ayudaría a respirar mejor. Tal vez tirar el s…

No quiero

Imagen
Las cosas que tiene la vida. Me detendré a refugiarme en las letras una vez más, pero esta vez no será para hacer alarde a tu falta de comunicación ni a tu ausencia en estos días. Esta vez nada más tengo que agradecerte que este tiempo me ha servido para darme cuenta de los cambios que han sucedido. No tengo la más remota idea de lo que pase por tu mente. Y derepente me descubro queriéndolo saber. No sé si sientas lo mismo que yo. Y no sé si quiero saberlo.
A veces creo que eres lo que quiero... y no quiero que lo seas.
Imagen
Me encanta esta fotografía. Y si, me recuerda a alguien. Gracias. Por tus fotos, tu música y esas conversaciones nocturnas para mí, matutinas para ti... donde platicamos de todo y de nada. Por qué no lo hicimos antes? GNM.

Qué se supone

Imagen
Qué se debe hacer, cuando las palabras no salen, inclusive ni se piensan... cuando solamente una sensación de impotencia te recorre todo el cuerpo y prefieres cerrar los ojos por no llorar, por no flaquear. Qué se debe hacer cuando esa pelea interna y eterna, se hace presente; la lucha entre sentir o pensar. El corazón no se lleva con la mente, supongo. Ya no juego. Ya no quiero. Qué hacer, dime. Cerrar los ojos no me lleva a nada que no sea tu rostro en mi mente. Mis intentos por evitar que el sentimiento me consuma se están agotando. No lo puedo permitir. No ahora. Ni mañana. Ni nunca. Luego, me mortifica el hecho de dejar de teclear por no encontrar las letras que describan lo que quisiera. Mis dedos se paralizan. Extiendo mis manos para darme cuenta de que aún se mueven, de que todavía puedo hacerlas revivir. Las estrecho mutuamente, y me encanta sentir que cuento con ellas. Puedo tocar, puedo abrazar, saludar, utilizarlas para poder comer, para tocar mi guitarra, para escribir...…

Contradicciones

Imagen
Invéntame una historia, que sepa a verdad. Extraño esa parte de la vida... las burbujas irrompibles que en el aire flotaban para dejarse llevar sin rumbo. Invéntame para recordar aunque sea un momento lo que se siente. Llévame lejos, lejos... y luego despiértame con un abrazo sincero. No me reconozco en este instante. Bofetadas interiores aparecen para prohibirme la entrada a alguna burbuja extraviada. Bofetadas que me exigen salvar lo que he logrado. El control desaparece por instantes. Y te extraño.

Timón

Imagen
Cuesta trabajo admitirlo, más aún escribirlo... pero quiero hacerlo, de alguna forma tengo que enfrentar esta lucha interna.

Sé que no pudo ser en vano este tiempo lejos. Al contrario, ha sido un parteaguas en mi vida; un escalón que no me arrepiento haber subido; y del que no quiero retroceder.

Hoy quiero llorar. Como siempre, y como nunca...

A veces es tanta mi felicidad, que siento miedo.

Miedo por sentirme libre y no darme cuenta si de verdad hago lo correcto. De repente me sorprendo dudando si voy por el camino adecuado... el timón a veces gira hacia donde menos me imagino. Pero amo esa sensación... sólo quiero seguir, sólo quiero vivir.

Hoy más que nunca, mi barco tiene que navegar. El océano es infinito, y aunque los vientos sean a veces en contra, voy a seguir... quiero seguir.

Hay gente que no cree en mi y no es que eso me mortifique, pero sí me decepciona. Me basta saber que yo sí creo en mi y creo en Él. Nada más importa mientras así sea.

Sin embargo hay cosas que aún dejan huella…

Siete letras

Gracias por todo. Absoluta y enteramente gracias Padre.

Con la vida a cuestas

Imagen
Bajo el efecto de una impresión que hace mucho no sentía, fue inevitable que mis ojos quedaran enganchados por esa escena, de las más tristes que he presenciado, de esas que te sacuden emocionalmente para dejarte mudo, con un amargo sabor de boca y con una sola duda en la mente: ¿por qué?


Observé a través de las ventanas de la central camionera para ver la luminosidad del día; a falta de reloj y ganas de preguntarle a alguien la hora, la única alternativa era buscar en la luz ambiental la respuesta del tiempo. Ya es tarde, pensé para mi, mientras caminaba hacia la puerta. Ahí me detuve. ¿por qué? No sé. Quizá para grabar en mi mente la imagen de esa tarde nublada, donde el panorama era el tráfico automovilístico; un grupo de personas en la parada de camiones, cuyas posturas proyectaban cansancio y enfado; la fila de taxis y la cara desesperada de los taxistas cuando ven a alguna persona atravesar esa puerta...

-¿la llevo señorita?

-no, gracias. Fue una respuesta fría y sin sonrisa en los…

Dudas

Es difícil comenzar a escribir cuando mil dudas atraviesan mi cabeza. Cierro mis ojos unos segundos mientras me los tallo con la intención de recuperar la claridad de mis pensamientos y las palabras a escribir.Me pregunto si hago lo correcto. Discernir no me es fácil; para nada. Ya no sé si rompí el cordón umblical que me unía a ti; y de ser así no supe en qué momento. Tampoco sé si realmente eso me ha afectado. En algún momento pude pensar que no me perjudicó. Hoy... hoy ya no sé.Quizá perdí mucho tiempo, y hoy me duele reconocerlo. Atribuirle todo a las circunstancias me resulta a veces insuficiente; derepente estúpido. Pero así es. Si tan sólo pudieras hablarme. Si tan sólo pudiera escucharte.
Sé que sigues ahí, como siempre.
Hoy no veo bien, mañana... quizás. Sólo puedo decir algo: no logro entender.