Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

días intensos

muy intensos. Sólo le pido a Dios, si es que merezco me escuche, que me ayude a tomar con fuerza el timón... me siento tranquila, aunque un poco triste... un poco feliz... un poco de todo. Así es esto. Deseo únicamente hacer lo correcto.
Los designios de Dios son inapelables. Para qué esforzarse tanto si al final... todo estaba escrito.

Las consecuencias son inevitables

Bunbury es tan sabio.  Y yo tan pendeja.  Mi madre, una diosa. Mi padre, ausente. Mis sueños, rotos. Mi angustia, la duda. 
Todo es tan confuso.