días intensos

muy intensos. Sólo le pido a Dios, si es que merezco me escuche, que me ayude a tomar con fuerza el timón... me siento tranquila, aunque un poco triste... un poco feliz... un poco de todo. Así es esto. Deseo únicamente hacer lo correcto.

Comentarios

Gazettani ha dicho que…
Amiga, me imagino que mucho que platicar... que bueno que ya nos veremos el miércoles... ya sabes que aquí estamos... tqm ;)

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos