Dios se manifiesta a veces de las formas más extrañas. Y eso me hace feliz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos