Bunbury, te amo.



Hoy vi este video, me quedé muda. Está chulísimo. La canción quedó maravillosa y el video es puro arte.
El minuto 2:56 es sublime.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos