Bienvenido 2016

Tengo la necesidad de regresar a mi blog, espero no desistir esta vez. 
Comienza un nuevo año, y después de mucho tiempo, decidí hacer mi listado de propósitos (los cuales no publicaré aquí). Con esto, pretendo cambiar muchas cosas de mi persona, mejorar aspectos que he descuidado y darle importancia a asuntos valiosos. Tal vez son muchos, tal vez los voy modificando, quizá le agregue o elimine otros más conforme pasan los días, pero sin duda será como mi planeación bimestral: estaré revisando constantemente ese listado. 

Los motivos por los que decido hacerlo de esa manera: 

  • Tiendo a desanimarme muy pronto. Empiezo las cosas y algo sucede con mi energía que tenía al inicio de mi meta, proyecto, o lo que sea.. que de pronto se me van las ganas de continuar. Dejo mis planes a medias. Siento que el tenerlo escrito será una forma de recordarme y no desistir. 
  • Tengo proyectos en mente y cuando los comienzo a realizar, visualizo otros que quizá no tengan nada que ver entre si. Entonces comienza mi desgaste de energía, pues no la focalizo como debe de ser. Por eso cuando revise mi listado y tenga pensado anexar cosas, me plantearé si es viable o no iniciar un proyecto nuevo. 
  • Deseo tener más disciplina. 
  • Ser más organizada. 
  • Administrar mejor mi tiempo y finanzas. 
  • Recuperar mi pasión por hacer aquello que me gusta y que con el paso del tiempo le he perdido sabor. 
Y así, al final del año voy a observar mis propósitos y que venga la autoevaluación. Será divertido y reconfortante (quiero pensar). 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos