Me extraño a mi misma. Me pregunto si algún día regresaré o será que me fui temporalmente. Supuestamente la palabra limbo ya no existe, no es un término válido. No me pregunten quién me lo dijo y tampoco si lo he investigado porque no lo he hecho. Si no se le llama limbo, no sé entonces en qué lugar estoy. Ni eso me interesa.
- Se me acaba la pasión - y eso es letal, peor que el virus H1N1.

Comentarios

Suly... ha dicho que…
Rayos... me hiciste voltear hacia atras... y descubri mi hueco en el estomago que cubria con una vida atareada...

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos