Revelaciones

¿Puede alguien conectarse mental y emocionalmente a pesar de no estar físicamente presente?
Si.
Se puede, me ha quedado claro. Me impresiona demasiado la forma, el momento, las circunstancias. Me impresiona el tiempo transcurrido, las cosas que han sucedido; las personas que han llegado a mi vida.
Qué difícil discernir, reitero.
Hay sentimientos que no mueren. Que intentan morir día con día, con afán de renacer. De cambiar de rumbo.

Las lluvias de días pasados me mojaron el alma y en mis ojos también llovió. Regresaron los recuerdos; los buenos. Pero hay recuerdos buenos que de todas maneras terminan por hacerte derramar lágrimas. Qué loco.

Debo reconocer, que sigo trabajando demasiadas cosas de mi personalidad al mismo tiempo. Hay cambios que quizá no noten los demás, pero eso no importa tanto; voy despacio.

Aghh, y claro que debo agradecer las bendiciones recibidas. Llevo días meditando la posibilidad de hacer algo por los demás. Algo distinto, más allá de la religión, más allá de lo laboral. No sé, no quisiera que fuera otro momento de emoción fugaz, de esos que no regresan.

Por otra parte, intento avanzar en proyectos postergados. Confío en que las cosas irán acomodándose. Pero vaya, hay mucho por hacer.

Ayer fue un día especial; a pesar de los altibajos que tuve en el transcurso de la tarde.

Hoy recibí noticias buenas. Me da gusto ver feliz a quien quiero; ver que recupera la fe en sí mismo.

Gracias Dei.

Comentarios

Gazettani ha dicho que…
Ojalá vayas ahora para que nos cuentes, porque no me queda claro que son todas esas revelaciones...

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos