Happy!

Qué curioso. Hace apenas unos meses estaba como loca tratando de encontrar trabajo. De pronto, debo decidir entre dos opciones que aparecen al mismo tiempo. Cuando por fin obtengo un empleo que me inspira el crecimiento profesional, en un periodo de menos de 2 semanas llegan otras 2 nuevas oportunidades. OH MY GOD!
Decidir me ha costado trabajo. Pero confío en mi, en Él que me guía.
He pensado las cosas, repensado y requetepensado. He tenido que descartar opciones y aprovechar otras. Cuestión de elegir, nada más. He sido un mar de emociones por eso...
Gracias totales a mi Padre. A la vida. Y a cada persona que ha dado el empujón para apoyarme en este proceso.
Ahora soy orientadora en una secundaria.
Y me siento feliz.
Ya les contaré qué tal me va.

Comentarios

gazettani ha dicho que…
Muchas felicidades!!! que buena onda, pero cuenta, cómo estuvo todo?? cómo fue que conseguiste el work???.. nos morimos por saber la Yuri y yo... y pues nada.... Mucha suerte!!!!!
Jorge Castro ha dicho que…
Muchas felicidades, super retardadas....

Ya saborareas lo malo y lo invaluable de la docencia.

Un abrazo!

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos