No me arrepiento

El otro día, leí un post que me hizo llorar.
He intentado superarlo, pero he comprendido que no se trata de eso. Es cuestión de vivir el presente sin permitir que el pasado te detenga.
Nunca preguntes por qué todo tiempo pasado fue mejor. No es de sabios hacer tales preguntas (Ec. 7, 10)
Yo extraño mi vida en Aguascalientes. Quien ha vivido la experiencia de intercambio sabe lo que se siente. Quien compartió con más gente lo mismo, las mismas historias, con esa vibra que sólo se genera una vez, en un sólo espacio, lo sabe.
El clima, la gente, la escuela, el paisaje, la ciudad, el acento, mis amigos, todo. Los cafecitos del centro, los partys, las caminadas por tierras desconocidas. Los viajes, los conciertos. Mis tres trabajos. Ja, si. Mis tres trabajos! el tiempo se me fue en un abrir y cerrar de ojos... cuando menos pensé, ya estaba pisando Mexicali. Fue hermoso verlos a todos de nuevo, a mi gente cachanilla, a mi familia. Pero dejé una vida que ya quería. Una etapa que me encantó, que la disfruté al máximo, y que extraño demasiado.
Ya casi cumplo un año desde que regresé. Si que pasa rápido el tiempo.
He sentido ganas de volver, pero no puedo ahora. Y si lo hiciera, no será jamás lo mismo, sin la misma gente. Mi ONU querida. Si supieran la sinergia que se formó desde un principio. La mezcla de tantos acentos nos unió como grandes amigos. España, Brazil, Paraguay, Italia... Chihuahua, Mexicali, Mérida, Hidalgo, Coahuila, Colima, Tabasco, Mazatlán, Chiapas, Durango.
Era tan cómico cómo todos se nos quedaban viendo con cara de ¿what?. Mis compañeros me preguntaban: es que... ¿cómo se la llevan tan bien, siendo todos de diferentes partes? jaja. Era todo tan genial.
No me quejo. Mucho menos me arrepiento. Haber perdido un semestre en la uni? no es nada. Valió la pena. Sí que lo valió.
Fue mi año, (hasta ahorita, jeje). Ya me está entrando la depresión navideña? no sé, en año nuevo no quise hacer crónica de mi 2007, xq era mucha la añoranza y yo era un mar de sentimientos encontrados.
Pero chequen, mi 07: Imagínenseee! vi a Alejandro Sanz y a Shakira en concierto, mis dos grandes amores imposibles (si, con ella si chancleo, jajajaja).
Viajé a Guanajuato, Morelia, El Tajín en Veracruz, Zacatecas, Guadalajara, Colima, Manzanillo... Conocí a mi abuela a mis 22 años. Hice de todo un poco... fui reportera de radio, colaboré en la publicación de un libro de crónicas... canté en un grupo, trabajé en ventas!, estuve coordinando viajes en una agencia... tenía tiempo para todo! para la escuela, el trabajo, los amigos. Terminaba mi día agotada, pero satisfecha, porque me sentía en armonía, en equilibrio total. Todo marchaba excelente! fueron momentos tan intensos.
¿Cómo olvidar esos tiempos? no, esos recuerdos me los llevo siempre. Soy feliz y me siento bendecida por haber tenido la oportunidad de vivir esa experiencia. No tengo otra palabra más que... SUBLIME.

Comentarios

gazettani ha dicho que…
Lo de triste no lo decía por este escrito.. era por otro... pero estoy totalmente de acuerdo contigo... es algo que nunca olvidas y que recuerdas constantemente... por momentos tuviste otra vida.... por ahora sólo queda el ver las fotos, los videos y recordar esos momentos, esperando algún día volver aunque ya no sea lo mismo... y ya la dejo aquí que parece carta...
Suly... ha dicho que…
woow...
... que chilo, la neta me emocione contigo leyendo... :p...

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos