Ruidos

-Que intenten limitar mi libertad.
-Que intenten chantajearme y piensen que no me doy cuenta de ello.
-La conveniencia.
-La búsqueda constante de defectos.
-La comparación, esa que no ayuda.
-Que quieran decidir por mi, cosas que sólo a mi competen.

¿Acaso creen que no me doy cuenta? A veces quisiera no entender de lenguaje no verbal. Ser menos persuasiva, menos aprehensiva, menos analítica.

Debo hacer cambios en mi persona. Reconocer mis errores ya es avance, quiero pensar. Prometo tener paciencia y perseverancia. Y que no me derrumbe una tontería.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos