Qué rápido transcurren los días! Este mes gaD ha habido mucho por hacer. La fotografía como siempre es un buen apoyo en cuestiones monetarias, así que por eso también se me van volando los fines de semana.
Por otra parte, qué bonito es el amor. El que no duele, el que es con la cabeza y el corazón y sin peros. El que es transparente y no te hace ruidos. El que es verdadero y no te confunde, ni te lastima, ni te reprocha. El que es real, aunque sea raro, llegue cuando no lo esperas y de quien menos imaginas. Es cute. Si, cute.

Comentarios

Suly... ha dicho que…
OOohhh... me sacaria de onda.. al haber leido el otro post.. y despues este... que obviamente tiene tan diferentes matices.. pero nop..

...definitivamente te entiendo..
.....hay que hacerle la lucha, no?? si no, nunca vamos a saber...

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos