Enferma

Mis anginas me torturan. Al menos me incapacitaron por este día, ya mañana a ver qué tal amanezco.
No tengo ganas de hacer nada, hace mucho frío y tanto café me va a irritar el estómago.
Lo único que hasta ahorita me ha mantenido interesada es el libro de Jean Cocteau. No me pude resistir a comprarlo, pues sé que es difícil de encontrar, es una locura.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos