Un año más de vida

De mi padre. Hay tanto que puedo decir de él, y otro tanto que no. Nuestra relación es más extraña que la de la familia peluche. Pero somos felices a nuestra manera. Yo creo que lo somos a pesar de todo.
Mi regalo fue un abrazo y las mañanitas.

Doy gracias a Dios por tenerlo conmigo :) y ojalá le regale muchos años más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos