Estoy agotada.
Por fin terminé el trabajo pendiente. Agh, qué fastidio tener actividades laborales en fin de semana. No guta mi.

Y pensar que todavía tengo que lavar mi ropa. Y el carro... y limpiar mi cuarto, ir a misa, etc, etc.

Pero no me importa, mi domingo tiene que ser bello :)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos