Un momento, nada más

No, no es sensación de vacío; tampoco estoy arrepentida. Pero a veces en el silencio siento quebrarme. Es sólo un momento, lo sé. Porque es parte del proceso, lo sé. Y luego, me entra el miedo de extrañar esta tierra... SOLAMENTE VIVIR CON PASION CADA INSTANTE, HACER CON PASION TODO LO QUE HAGO, DEJAR QUE LA INTENSIDAD SE HAGA PRESENTE EN CADA MINUTO QUE RESPIRO... SOLO ESO QUIERO. AUNQUE EXTRAÑE HASTA LA MADRE, SOLO HAY QUE VIVIRLO.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos