Tengo sueño

Y lo que viene son tres días y medio de experiencia sublime.
De trabajo, de desvelos, de risas, llantos y garganta atrofiada. Pero estoy segura de que esto vale la pena, y lo haré con muchas ganas. Serviré con toda la pasión que pueda poner en este retiro.
-Nada más perfecto que el amor-
Todo tiene que salir bien...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos