1,2,3... ya me harté

Pocas cosas me molestan, pocas.
Contar hasta diez no funciona a veces. Lo siento si he explotado, pero así lo siento mejor porque lo necesitaba.
Si todos descargan su furia a su modo, a mi también me apetece hacerlo. He dicho.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos