Puedo soportar...

-El calor de agosto bajo ese árbol que todos los días me recibe para trabajar mi jornada entera.
-Los buenos días hipócritas de gente inépta que delega su responsabilidad a otros.
-Las groserías de los adolescentes en pleno desarrollo.
-Hacer el trabajo que a otros les corresponde.
-Tener que tragarme las palabras para evitar problemas laborales y relaciones interpersonales.
-Las órdenes sin el "por favor" que es imprescindible.
-El veneno que sale de las palabras de algunas personas.
-Llegar a mi casa un poco de malas, un poco cansada, un poco desesperada, un poco frustrada por no contar aún con el apoyo que deberíamos tener mis compañeros y yo en el trabajo.

Y así, podría soportar muchas cosas, pero los terribles cólicos que me acechan en este momento, son tan indeseables, imprudentes y letales... casi insoportables.
Qué buscapina ni qué manzanilla, ni qué la fregada... el dolor persiste y mi paciencia se agota.

U_U

Comentarios

gazettani ha dicho que…
Mesulid es muy buena... mucho mejor que buscapina...

Entradas populares de este blog

Réquiem por una ciudad tranquila

Qué fragiles somos los seres humanos